¿Qué son los manteles de tela no-tejida y por qué usarlos?

La tela no-tejida (TNT), no-tejido (NT) o también conocida por su anglicismo “non-woven” es un tipo de textil técnico que se forma por aglutinamiento, físico y térmico de fibras sin pasar por un telar. Se caracteriza por ser una textil suave, flexible, ligero y 100% reciclable. Destaca por su gran versatilidad, de hecho, es utilizado en multitud de industrias y sectores (industria del converting, sector alimentario, industria farmacéutica, sector médico, etc). No en vano, el no-tejido se ha convertido actualmente en uno de los tejidos más demandados por el sector higiénico y sanitario, ya que es la materia prima con la que se fabrican gran parte de artículos de protección respiratoria y corporal, como las mascarillas, las batas, los cubre-zapatos, entre otros.

Entonces, ¿ Qué posibilidades ofrece la tela no-tejida para la hostelería y el sector HORECA ?

Se trata de un textil muy económico, de gran calidad y totalmente seguro parta el contacto alimentario. Es ligero y flexible, pero a la vez resistente. Tiene propiedades antideslizantes y, además actúa de aislamiento y barrera frente a líquidos y sólidos. Además, es hipoalergénico, es decir, está libre de cualquier sustancia nociva para la piel.

Gracias a todas estas propiedades, el no-tejido es el textil más práctico, económico y funcional para utilizar en mantelería para hostelería. Son múltiples las ventajas que ofrecen estos manteles de tela no tejida respecto a los típicos manteles de papel.  Su utilización en el canal HORECA supone un ahorro considerable de tiempo, roturas y limpieza. A ello hay que sumarle el toque de originalidad, diseño e imagen que ofrecen estos manteles a cualquier establecimiento. En nuestra nueva gama DNT FOOD SERVICE encontrarás la mayor variedad de colores, diseños y tamaños (manteles individuales, manteles cuadrados, rectangulares, etc) para diferenciarte de la competencia y vestir la mesa de tu negocio de la forma más fácil, cómoda y económica.

Todos nuestros manteles son fabricados íntegramente en España, son 100% reciclables y, además, están fabricados 50%-70% de material reciclado. De esta forma, potenciamos la evolución de la economía circular a la vez que apoyamos la sostenibilidad.